Ignacio Gómez-Acebo, duque de Estrada, nació en Madrid el 17 de marzo de 1932, donde también falleció ( 28 de marzo de 2011 ). Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Salamanca, aprobó el examen de licenciatura con sobresaliente en la Universidad Complutense de Madrid.

Años antes había estudiado Bachillerato en el Colegio de El Pilar (Madrid) y había aprobado el examen de Estado con las máximas calificaciones (1949). En 1950 se incorporó a la agencia de Propiedad Industrial Clarke, Modet & Co, grupo del que seguía siendo presidente en el momento de su muerte.

Durante un tiempo trabajó como agente libre de seguros. Fue socio fundador de la Fundación Humanismo y Democracia, institución creada en 1977, patrono fundador de la Universidad San Pablo, patrono de la Comisión Permanente de la Biblioteca Nacional y presidente del European Advisory Committee de NYSE (New York Stock Exchange).

Miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid desde 1962, también ocupó las presidencias de Firestone España, Chrysler Financial Corporation, AXA y Nokia España. Como gran aficionado a la literatura publicó dos relatos: el ensayo Monólogos de la Sopa Boba y la novela histórica Alma de nardo.

En 1971, convencido junto a Fernando Pombo de que el éxito solo se consigue con esfuerzo, trabajo y con una organización centrada en el cliente y que sepa anticiparse a sus necesidades, fundaron la firma Gómez-Acebo & Pombo.

Como despacho de abogados fueron pioneros en prestar servicio a clientes internacionales que precisaban asesoramiento en el mercado español y que demandaban excelencia y cercanía cultural.

Conservando estos principios y valores, hoy es una firma internacional con una red desplegada por las principales ciudades de España, así como en Bruselas, Lisboa, Londres y Nueva York.

Ignacio Gómez-Acebo, en la década de los setenta, fue también miembro fundador del Grupo Tácito, un conjunto de intelectuales, políticos y periodistas españoles que pretendían impregnar la sociedad de ideas democristianas (y más tarde también liberales) dentro de un proyecto reformista, no rupturista, próximo a lo que serían después las tesis de la Unión de Centro Democrático (UCD).

A lo largo de su extensa carrera profesional fue distinguido con la Gran Cruz del Mérito Civil, era Oficial de la Orden del Imperio Británico y Caballero de la Orden del León de Finlandia.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


× 6 = seis