Fernando Pombo García nació en Santander en el 31 de marzo 1943 en el seno de una familia de ocho hermanos vinculada al derecho. Fue abogado, profesor y formó parte de diversas cortes de arbitraje. Falleció en Madrid el 4 de noviembre de 2011.

Estudió Filosofía y Derecho en las Universidades de Oviedo y Complutense de Madrid (1965) y cursó el doctorado en Ginebra y en el Instituto Max Planck de Múnich. Contaba, además, con estudios universitarios realizados en Dundee (1978) y en el Europa Institut de Ámsterdam (1979).

Su juventud estuvo marcada por dos de sus grandes pasiones: la música (fundó con un grupo de amigos una orquesta de la que él era el pianista) y la vela. Esas dos pasiones le acompañaron a lo largo de toda su vida, de hecho fue miembro de la Junta de Protectores del Teatro Real.

Fundó en 1971, junto a Ignacio Gómez-Acebo, el despacho de abogados Gómez-Acebo & Pombo, el cual presidió hasta su muerte y desempeñó de forma paralela la dirección del Consejo de Administración.

La firma cuenta actualmente con más de 400 profesionales, de los que más de 270 son letrados y 62 socios. Su sede principal se encuentra en Madrid. También posee oficinas en Barcelona, Bilbao, Málaga, Valencia y Vigo, así como en Bruselas, Lisboa, Londres y Nueva York.

El despacho facturó 61,9 millones de euros en 2012. Se encuentra dentro de la lista FT Law 50 2012 de Financial Times, la cual agrupa a los despachos de abogados más innovadores de Europa. También pertenece al Foro de Marcas Renombradas Españolas.

Gómez-Acebo & Pombo es reconocida nacional e internacionalmente por sus servicios jurídicos y ha recibido a lo largo de los años premios y nominaciones a la gestión, al servicio al cliente, a la innovación, y a la excelencia técnica en sus especialidades legales.

Fernando Pombo García alternó el ejercicio del derecho con la labor docente como profesor invitado del Instituto Internacional de Estudios Legales de Salzburgo (Austria), en colaboración con la Universidad del Pacífico – McGeorge School of Law (1985-2011), y habitual conferenciante en universidades de París (Sorbona), Florencia, Montpellier y los Estados Unidos (Georgetown, Fordham y Harvard), entre otras.

Fue autor de varias publicaciones; entre ellas, Doing Business in Spain (Matthew Bender, de actualización anual). Era también miembro de los Ilustres Colegios de Abogados de Madrid (1971), Bilbao (1982), Sevilla (1983), Valencia (1983), Barcelona (1986) y Málaga (2001).

Formó parte de la Corte Española de Arbitraje, ABA, LES, AIPPI, AEPPC, IPBA, The Chartered Institute of Arbitrators, Life Fellow American Bar Foundation y The American Law Institute (ALI). También fue nombrado Asociado Honorario de la Barra Mexicana, el Colegio de Abogados de México (2008).

Tras más de veinticinco años en cargos ejecutivos dentro de la organización, durante el bienio 2007-2008 fue presidente de la International Bar Association (IBA), la asociación internacional más grande de la abogacía, que agrupa a más de 45.000 abogados de más de 200 países.

Su dedicación y compromiso con la abogacía y el despacho que presidía marcaron su dilatada carrera profesional. Durante los últimos años de práctica concentró todos sus esfuerzos en el área de litigación y arbitraje, desarrollando su trabajo prácticamente hasta el último minuto. Pocas horas antes de su fallecimiento emitió un laudo en un tema relevante.

Estuvo casado con Carmen Morales, doctora en Astrofísica e inagotable investigadora, con la que tuvo 4 hijos.

Además de la firma, dejó también en forma de legado la Fundación Fernando Pombo, que tiene como misión desarrollar la responsabilidad social de la abogacía y fomentar valores como el espíritu de superación, el rigor y la generosidad.

Recibió los siguientes reconocimientos:

  • Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort, a título póstumo (Real Decreto del Consejo de Ministros del 7 de diciembre de 2012)
  • Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía, que concede el Consejo General de la Abogacía Española.
  • Medalla de honor de los Ilustres Colegios de Abogados de Barcelona (2009)8 y de Málaga, también en (2009).
  • Premio Aptissimi del Club de Derecho ESADE Alumni (2011), en reconocimiento a su trayectoria profesional.
  • Premio Iberian Lawyer Lifetime Achievement Award (2005), como reconocimiento también a su trayectoria profesional y a su contribución en la promoción de la abogacía a nivel internacional.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.