Alejandro Betancourt López es uno de los representantes de una nueva generación de empresarios venezolanos.

Con doble licenciatura en Económicas y Administración de Empresas por la Suffolk University de Massachusetts (Boston, USA), Alejandro Betancourt es ejemplo de un reducido grupo de emprendedores venezolanos que han optado por desarrollar su carrera empresarial en su país y contribuir a la generación de un incipiente tejido empresarial gestionado bajo criterios y parámetros del comercio internacional, con los riesgos y oportunidades que esto implica, en lugar de mantenerse en el exterior, ajenos a la convulsa situación venezolana.

Dos áreas, comercio internacional y sector energético, han estado estrechamente relacionadas en su carrera profesional, desarrollada, hasta ahora, básicamente, en su país natal. No obstante también cuenta con experiencia en la Alta Dirección en empresas internacionales. Ocupó el cargo de Director de Comercio para Latinoamérica en la Delegación de Reino Unido de la norteamericana ICC-OEOC (http://www.iccoeoc.com/index1.asp), especializada en el sector energético y en el comercio de petróleo y sus derivados, con presencia en USA, Europa, Oriente Medio Sur-américa y África.

Tras su paso por esta empresa, Alejandro Betancourt ha formado parte de los equipos directivos de Guruceaga Group, empresa dedicada al comercio internacional de commodities de la que fue director; y BGB Energy, filial en Venezuela de la corporación internacional Kawasaki Heavy Industries (http://www.khi.co.jp/english/). Como primer ejecutivo de BGB Energy participó activamente en el proyecto de Interconexión Centro Occidente (ICO) de Venezuela, que tuvo lugar en 2006.

Este proyecto tenía como objetivo conectar los sistemas de transmisión de gas natural de la región este y central del país con el sistema de transmisión en el oeste de Venezuela con el fin de cubrir la demanda de gas en esa zona y propiciar la exportación de gas a países como Colombia, Centro y Suramérica.

Tras el éxito de BGB Energy en el Proyecto ICO y con casi una década de experiencia en el sector, Alejandro Betancourt decide fundar, en 2007, Derwick Associates empresa privada 100 por ciento de capital venezolano especializada en Ingeniería, Procura y Construcción (IPC) de plantas termoeléctricas. En la actualidad, esta empresa cuenta con 200 empleados directos y 2.000 indirectos.

Su apuesta por la innovación y por la mejora de los procesos de producción de energía eléctrica en Venezuela ha llevado a Derwick Associates a situarse, en poco tiempo, en una posición de privilegio para acometer proyectos de envergadura tanto dentro como fuera de las fronteras venezolanas. De hecho, desde 2010, Derwick ha edificado 11 plantas termoeléctricas de ciclo simple que han añadido 1.386 MW al sistema eléctrico de Venezuela y creado más de 12.000 puestos de trabajo y beneficiado a cerca de 700.000 familias, lo que le ha convertido en una de las empresas privadas más importantes del sector eléctrico venezolano.

Este compromiso decidido con el desarrollo económico y empresarial del país no ha sido ajeno a la polarización que sufre Venezuela, lo que le ha granjeado la animadversión de una parte de la oposición que no ve con buenos ojos su apuesta por el país, con independencia de los cambios políticos que puedan producirse en el presente o en el futuro.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.